Manejar las urgencias

Hoy en día veo mucha gente instalada en las urgencias, en ese estado en el que se está demasiado ocupado para atender a nadie o nada que no sean sus urgencias, siempre de un lado a otro, en apariencia ocupadísimos y “sin tiempo” para nada mas.

 Cuando veo gente así me pregunto porque tienen tantas urgencias,  vivir instalados en las urgencias, con nerviosismo y  sin pensar mucho ni en como ni porque se hacen la mayoría de las cosas.

 Pienso sinceramente que hay que plantearse como y porque se hacen las cosas, es necesario plantearse las cosas, saber si estas siguiendo la ruta que quieres seguir.

 Os propongo algunas preguntas para no estar instalado en el mundo de las urgencias, no te llevará mucho tiempo y si que te ahorrará tiempo, y lo más importante serás mas consciente de lo que estás haciendo y porque lo haces.

  • ¿Cómo ha llegado todo esto a ser tan urgente?

Muchas de las tareas que hoy son urgentes, han pasado a serlo mientras tu ejecutabas otras tareas que entonces eran urgentes, de esa forma  si no se atienden las tareas hasta que no hay mas remedio, la mayoría de las tareas pasarán mas tarde o mas temprano a ser urgentes.

  •  Esas cosas son urgentes, pero ¿realmente son importantes?

Hay que plantearse antes de hacer tareas si realmente son importantes, si es necesario pasar esa tarea delante de otras.

 Si te duelen las muelas, porque no has ido a tiempo, es lógico que pases esa tarea por delante de otras por varios motivos: sientes dolor, si no vas ya la cosa irá a mas.

 Sin embargo, hay personas que priorizan como urgente cualquier cosa que les pide su jefe/a, sin plantearse o plantearle que hasta entonces estaban trabajando y que hay que plantearse si hay que hacerlo antes que lo que ya se estaba realizando o no.

 Recuerda que si interrumpes una tarea que después debes retomar te llevará mas tiempo que si la realizas sin interrupciones.

 ¿Que pasaría si no lo hiciera?

De verdad, hay tareas que en ocasiones son consideradas como urgentes que realmente no pasaría nada si no se realizasen.

Llamadas telefónicas, correos, algunos informes …

La conclusión de todo esto es que hay que plantearse las cosas, no ir corriendo de un lado a otro porque “tienes cosas urgentes”.

 

Urgencias

This entry was posted in TU TIEMPO. Bookmark the permalink.

Comments are closed.